Reflexiones sobre #crowdfunding: aprendiendo de los fracasos

Reflexiones sobre #crowdfunding: aprendiendo de los fracasos

reflexiones sobre #crowdfunding ” es la serie derivada de “#crowdfunding de la semana” en la que comparto mis opiniones sobre el micromecenazgo tal y como se está normalizando a través de internet. Lo hago para poner en orden mis pensamientos y para intercambiarlos con los vuestros, así que ¡opinad, malditos!

Preparando un nuevo proyecto de crowdfunding, del que espero poderos hablar pronto, quizás no tan “personal” como Tots els camins de Déu, pero muy social, me he topado con unas cuantas referencias que quiero compartir. Se trata de artículos sobre proyectos de Kickstarter que son un ejemplo… por lo mal que han ido. Hasta ahora he hablado especialmente de cómo SÍ encarar un proyecto de crowdfunding, pero no he hablado demasiado de cómo NO hacerlo, e igual ya tocaba.

He empezado tropezando con Los 37 proyectos fallidos más tristes de Kickstarter y echándome unas buenas risas (sí, lo siento, pero es que… ya lo veréis), he encontrado dos infografías (“Lo que se puede aprender de los fallos” y “La historia no contada de los fallos en Kickstarter”) dedicadas especialmente a los kickstarter fallidos.
El Huff le dedicaba hace poco más de mes y medio un artículo a preguntarse ¿Dónde va el dinero de los kickstarter fallidos?, y Appsblogger hace un buen resumen de los dos artículos de Venturebeat que citaba antes. Pero el artículo más diferente es un sneakpeek de Cinco Fallos en Kickstarter de La Biblia del Crowdfunding, ya que es el único que aborda la financiación en masa desde una perspectiva de identidad de marca.

¡Espero que os sean útiles!