Fanhunter el juego de mesa

#crowdfunding de la semana: Fanhunter el Juego de Mesa + Rumore Rumore

#crowdfunding de la semana” es la serie que intento publicar los martes, y en la que comparto proyectos en los que siempre que puedo colaboro personal y económicamente y en los que os animo a participar.

Hoy me desvío un poco de mi habitual cariño con los proyectos audiovisuales para recomendaros que apoyéis dos juegos de mesa: “Fanhunter y las Montañas de la Locura”, “Rumore Rumore”, y para reseñar un tercero que han hecho una razonable campaña de promoción.

Lo que decía. La franquicia creada hace más de 20 años por Cels Piñol, Fanhunter, está a punto de sacar un nuevo juego de mesa basado en la novela Fanhunter: Las Montañas de la Locura. Cogiendo un mucho del frikísimo universo Fanhunter, un poco de los clásicos Space Hulk o Invasión Mongola, y cómo no con el toque oscuro del maestro Lovecraft, han parido un sencillo pero aparentemente muy adictivo juego que no os podéis perder. ¡Si en apenas los primeros días ya pulverizaron la meta no es porqué sí!

El segundo es un proyecto con tanto sentido del humor como el anterior, pero (claro, era difícil) sin una franquicia de éxito detrás. De hecho, han tenido un arranque un poco flojo, y eso que se trata de una revisión del clásico “Érase una vez” con mucha gracia: como si se tratara de las marujas jubiladas que fabulan en cualquiera de las peluquerías de nuestro barrio. Bravo por Rumore Rumore, un juego que no entiendo como la Cuore no ha reseñado todavía… Aunque quizás lo haya hecho, esto me pasa por no estar al día de la prensa seria. Por cierto, en términos de historiografía del crowdfunding, se trata de un P500 en toda regla.

Y finalmente quería hacer mención especial a La puta i la ramoneta, un juego de mesa para promover la independencia de Catalunya con sentido del humor que han usado una buena herramienta de promoción: que tu compra de un ejemplar proporcione otro ejemplar a un tercero. En este caso, quieren hacer llegar un juego a cada diputado del Parlament, “para que los políticos dejen de jugar con la independencia”.