Dia del orgullo de 2011 en Istambul

El poder normalizador del matrimonio igualitario

Este viernes pasado día 26 de junio nos llegó la noticia de que el Tribunal Supremo de los EEUU había avalado por 5 votos contra 4 el matrimonio igualitario como un derecho constitucional de todos los norteamericanos, en todos los estados de la Unión.

Esa noche, cenando con dos amigos norteamericanos y comentando la alegría de la resolución, les conté que, en su momento, no le dí demasiada importancia a la aprovación del matrimonio igualitario en España hace ya 10 años. Evidentemente lo apoyé activamente como parte de mi activismo pero, en aquel momento, lo consideré un tema menor. Creo que me equivocaba.

Hace como dos años ví por la calle como una pareja de chicos de 14 o 15 años se besaba apasionadamente delante de un portal, y me chocó porque me di cuenta de lo equivocado que había estado. La mayoría de mis amigos gays de mi edad o más mayores habían tardado bastante en salir del armario, y/o habían sufrido bullying en el colegio. Aunque el bullying escolar a personas LGTBQ sigue siendo un problema grave (no en vano, la manifestación de ayer en Barcelona iba encabezada por el lema #stopBullying), entendí que si esos dos chicos se estaban comportando así era porque tenían un ambiente (incluyendo el escolar) que les daba la libertad para hacerlo.
Sin un número significativo de familias con dos padres o dos madres participando en las AMPAs y borrando poco a poco la homofobia de los entornos educativos, esos dos chavales seguramente no se habrían podido comportar así públicamente.

Por ello, ahora creo que normalizar una institución tan antigua como el matrimonio haciéndola más universal era un paso clave hacia una sociedad más libre, y que la aprovación del matrimonio igualitario ha sido indispensable para que, hoy, España sea el país menos homófobo del mundo, con este dato mejorando notablemente desde hace 10 años. Con este derecho ahora disponible para más de 300M de personas más, en un país tan religioso como los EEUU, toda la humanidad damos un importante paso adelante hacia un mundo con menos odio y más libertad.

LoveWins

Texto argumentativo del magistrado Anthony Kennedy en favor del matrimonio igualitario. Propuesto por Reagan, usa un argumento conservador para apoyar la universalización de la institución matrimonial, y lo hace de forma bella y emocionante. (Desconozco la autoría de la traducción)