Sesión de #cine: Dunkirk

Sesión de #cine: Dunkirk

Valoración: a favor.

Tuve la suerte de poderla ver en unas grandes condiciones, en el Phenomena, el martes siguiente al estreno.

Para haceros una idea de las expectativas con las que fui (peligroso), le propuse a un amigo ir a verla juntos, y esta fue la conversación (las negritas son mías):
— ¿Te hace “Dunkirk” esta noche?
— Ostras… He quedado mañana para volverla a ver.
— ¡Vaya! Eso es que te habrá gustado, para repetir…
— Vas a flipar, fui el viernes del estreno… Bueno va, voy contigo también. ¿Pillas las entradas?

La peli me pareció de lo mejorcito de Nolan, y probablemente su peli más sencilla a nivel de guión. Todo un espectáculo visual y sonoro en 70mm y Dolby Atmos, combinando las historias de un soldado de infantería que trata de huir de Dunkerque, una barquita que cruza el Canal al rescate de los soldados, y una escuadra de aviación que vuela para proteger a la infantería y a la marina.

Nolan propone un montaje paralelo con las tres tramas que ocurren a la vez pero no duran lo mismo: la primera dura una semana, la marinera dura una jornada y la áerea dura una sola hora. Es esta tercera la protagonizada por Tom Hardy y mi favorita. Para mayor gloria de Nolan se rodó con aviones reales, supongo que gastando buena parte de los 150M$ que ha costado el film, uno de los más caros nunca producidos pero que pese a no tratarse de una franquicia, una de superhéroes o una de Star Wars ya ha logrado que el estudio recupere sobradamente la inversión.

Si os gusta Nolan, el género bélico, la historia de la IIGM, Tom Hardy o cualquier combinación de las anteriores… No deberíais perdérosla.