Sesión #documental: Get me Roger Stone

Sesión #documental: Get me Roger Stone

Valoración: a favor.

Durante las primarias republicanas que llevaron a Donald Trump a la victoria, nos preguntábamos quién sería su asesor, tan loco como para echar más gasolina al fuego y salir victorioso.

La respuesta era Roger J. Stone, una de las figuras claves de la comunicación política de las últimas décadas (desde el Watergate, según él mismo se vanagloria) que con total descaro nos escupe a la cara cómo Trump logró conectar con una parte suficiente del electorado estadounidense y acabarme de convencer que cuando nos hacíamos la pregunta de “¿Cómo puede ganar si lo está haciendo todo mal [a nivel comunicativo]?” no obteníamos la respuesta que nos complaciera porque era la premisa la que era incorrecta: si lo miramos con un poco más de perspectiva, fue el partido Demócrata quien cometió la mayor parte de los errores comunicativos. Fueron los Demócratas quien presentaron a alguien del (al menos percibido como) establishment de Washington, y fueron los Republicanos quienes marcaron constantemente la agenda mediática, aunque fuera a base de tratar de desplazar escandalosamente la Ventana de Overton hacia la extrema derecha. Y viendo “Get me Roger Stone”, veréis que se siguieron sus “Reglas” a la perfección, empezando por “Nunca defiendas: ataca, ataca, ataca”.