The Handmaid's Tale

Sesión de #TV: The Handmaid’s Tale (T1)

Valoración: Excelente.

Demasiado he tardado en ver “The Handmaid’s Tale”, la adaptación televisiva de la novela homónima de Margaret Atwood, financiada por Hulu, distribuida internacionalmente por HBO y protagonizada por Elisabeth Moss. Ambas ejercen de productoras ejecutivas de lo que de momento me parece la mejor ficción televisiva del año. Todavía me falta “The Deuce” de David Simon, pero creo que hacía falta una serie feminista como esta.

La ciencia ficción es uno de mis géneros favoritos, ya que permite cuestionar y debatir asuntos de gran relevancia social a través del entretenimiento, y The Handmaid’s Tale” no puede ser más adecuada para los tiempos que corren: aunque parece que los derechos de la mujer y otros colectivos no-heteronormativos se encuentran en un gran momento, la realidad es que esos derechos (como todos) están en constante peligro y se puede producir un gran retroceso prácticamente súbito incluso en occidente. Las referencias a lo que está ocurriendo actualmente en los EEUU con Trump se mezclan con el recuerdo de lo que ha pasado en países como Irán, donde se pasó del país más liberal de oriente medio a una teocracia en poquísimo tiempo, o con lo que estamos viviendo en nuestro propio país, donde se sigue juzgando públicamente a la víctima de una violación múltiple mientras sus 5 violadores se dedican a contratar detectives privados para investigarla a ella.
Sin duda alguna, series como “The Handmaid’s Tale” son posibles porque la lucha feminista ha ido ganando terreno hasta ser mainstream, y también son series como esta las que contribuyen a la lucha feminista haciéndola más mainstream todavía.

Bruce Miller, el showrunner responsable de la adaptación, ha usado la ciencia-ficción antes en la televisión con mucho acierto, para mi gusto: con “Los 100” pero antes con “Eureka”, que disfruté especialmente en su momento.
Des de el punto técnico-artístico es impecable: bella imagen, construcción perfecta del suspense y el terror y, por supuesto, interpretaciones tan mayúsculas que das por supuesto que merecen cada uno de los 8 Emmys que ganaron en la última edición donde, por cierto, se convirtió en la primera “webserie” en ganar el máximo galardón a Mejor Serie Dramática.

En resumen: ovación en pie para lo mejor del año.